En Santo Domingo a 245 kilómetros nos encontramos con el pueblo de Santa Bárbara de Samaná, allí se encuentra a una de las joyas arquitectónicas más representativas de esta ciudad, se trata de la famosa iglesia conocida por el pueblo como La Churcha, que además de ser patrimonio cultural, es un punto de encuentro y de historia para una descendencia de afroestadounidenses que allí se radicaron en tiempos pasados.

Ubicada en una semi colina, a pocos metros de la playa ocupa las instalaciones más antiguas de esta provincia. Su estructura se eleva hacia el cielo y llama la atención inmediata a los visitantes nacionales y extranjeros que se desplazan hacia esta joya turística dominicana.

Afroamericanos liberados en Estados Unidos, La Churcha es un giro dominicano de la palabra inglesa “iglesia”. Aquí se practica la fe metodista episcopal africana, y sus asistentes son descendientes de afroamericanos en su mayoría.

Este templo de madera corresponde al siglo XVIII y fue construido por bello diseño gótico es una estructura enviada directamente desde Inglaterra a principios del siglo XX para reemplazar a su versión anterior, conocida también como Iglesia San Pedro, de Samaná, estará Próxima a celebrar 200 años de existencia en julio del 2024.

Esta estructura llama la atención tanto por su antigüedad como por su estilo. La Churcha tiene una estructura exterior de zinc, está sostenida por unos angulares metálicos, y su interior está cubierto en su totalidad de madera. Fue construida y traída en barco en 1901 desde Inglaterra , en su interior podrás observar algo particular en las hojas de zinc que la cubren, unas perforaciones de bala resultado de enfrentamientos a tiros entre adversarios y partidarios del régimen de Ulises Heureaux, presidente de este país entre 1889 hasta 1899.

Como dato curioso esta es la única edificación que se conserva luego de un incendio que destruyó a Samaná en 1946. Decenas de feligreses acuden, principalmente los fines de semana, para integrar las actividades que realizan los líderes de esta iglesia aquí.

En este hermoso lugar se da una mezcla súper interesante y es la mezcla cultural entre los descendientes Afroestaudinenses y la población dominicana. La Churcha representa la cultura de la libertad de una población que llegó con el sueño de construir una nueva vida en paz y progresos, alejada de la esclavitud.

En el presente siglo los parroquianos de la Churcha tienen la encomiable tarea de mantener vivo el legado e historia de sus fundadores y así salvaguardar el patrimonio cultural único de la región del Cabo de Samaná.

si deseas conocer este bello lugar, ponte en contacto con nosotros.